lunes, 16 de abril de 2018

Rochefort 10 vs. St. Bernardus 12 vs Westvleteren 12

Lo comenté en mi última entrada cuyo tema principal oscilaba en el hecho de comparar cervezas que por unas razones u otras se las equiparan muchas de las veces en según qué círculos nos encontremos. Esa última entrada cuyo tema principal era la comparación entre dos o más botellas fue con motivo de mi #ISD2017 cuando me tomé dos botellas de diferentes añadas (2008 y 2011) de Goose Island Bourbon County Stout. Con diferencias muy claras entre sí.

En esta entrada no van a ser dos o más botellas iguales de diferentes añada sino tres botellas de diferentes elaboradores y que muchas de las veces surgen en conversaciones sobre gustos cerveceros. El combate entre la Rochefort 10, la St. Bernardus 12 y la Westvleteren 12 (R10, SB12 y W12, respectivamente y en adelante) ha comenzado...

Pero antes de entrar en las características que a MI me parecieron vamos a entrar en faena de cómo conseguí cada una de ellas, la guarda que han tenido, en alguno de los casos de años, etc.

Creo que a nadie le extrañará si digo que la R10 y la SB12 las conseguí de un supermercado. En ambos cosas dicho establecimiento localizado en La Mata (Alicante), lugar de veraneo y en donde en algunos sitios, más allá de supermercados y badulaques, se pueden encontrar algunas buenas cervezas alemanas y/o británicas.

Por otro lado de W12 de momento en supermercados no, obvio; pero tampoco en ninguna tienda especializada de Madrid u otra ciudad. No será porque no la haya visto, todo lo contrario. Siempre que la veía me decía: "No la cojo porque tengo una guardando y para qué gastarme un dinero para una cerveza que quizás no me va a agradar tanto como se la espera". Esa "una" que la tenía en guarda me llegó por medio de uno de esos intercambios de cerveza que hace un tiempo hacía y que este año he vuelto a retomar. El 'rater' que no sólo me mando esta W12 sino también una WVIII fue Jan Bolvig, la máxima eminencia en Ratebeer con más de 53000 valoraciones* hechas.

Desde que la recibí, en febrero de 2012, hasta ahora ha estado mimada en pañales, con cambios mínimos de temperatura y protegida de la luz. Seis años en mi casa y seguro que alguno más en la de su propietario inicial. El diseño de la botella, sin serigrafía, sin grabado, sin el anillo rodeando el cuello de la botella, me hace pensar que tiene bastante tiempo encima. Por lo menos bastante antes del cambio de ruta por parte de los monges trapenses de la Abadía de Saint Sixtus para dar a conocer sus afamadas cervezas.



Hechas las introducciones vamos a ver lo que me pareció cada una basado en cinco parámetros (Apariencia, Aroma, Sabor, Final e Impresión):


Rochefort 10 St. Bernardus 12 Westvleteren 12
Apariencia Marrón con espuma de color beige, bastante generosa, con muy buena retención que permanece durante todo el transcurso de ser bebida. Marrón con escasa espuma de color beige, a pesar de la escasez de espuma tiene una gran carbonatación y hace un poco de "geiser". Marrón con mínima espuma de color beige que desaparece muy rápido, casi uno ni se da cuenta de ello para terminar desapareciendo por completo.
Aroma Las notas a caramelo se hacen más presentes que en la SB12. Aparecen también matices a fruta madura y maltas tostadas. Notas a azúcar candé, caramelo, pan tostado, ligeramente especiado. Notas a caramelo, azúcar tostado, especias, frutos secos, levadura. La presencia alcohólica está perfectamente tapada por las notas acarameladas, matices a nueces y almendras tostadas con cietos toques a madera.
Sabor Sabor dulzón, mucho más compensado 
que la SB12 pero sin llegar a ser empalagoso. Buena presencia a notas a pan tostado, almendra y caramelo.
La presencia alcohólica es mucho mayor que en las otras dos, la cual domina sobre las notas acarameladas que aparecen fugazmente. Matices amargos con leve presencia de las típicas levaduras belgas. Sabor ligeramente 
dulce, especiado, notas a azúcar candé, nueces también presentes con un buen contrapunto frutal recordando en ciertos momentos a 
fruta en almíbar.
Final Cerveza muy bien compensada con final ligeramente dulce y con ciertos matices a madera y frutos secos. Sedosa en boca, de trago largo, muy fácil de beber y en la que sus 11.2% de ABV no se notan para nada. Final amargo y alcohólico que la hacen un poco difícil de terminar en comparación con las otras dos. La única que me dejé un poco por terminar. No obstante en el final persisten las notas a pan tostado. Sedosa, densa con notas a fruta madura, quizás pasas, caramelo, frutos secos predominando las almendras, ligeramente dulce y con el alcohol muy bien escondido por las notas acarameladas. Con matices a madera como si hubiera estado envejecida en roble.
Impresión A medida que se van calentando las notas a madera se hacen más presentes con ciertas sensaciones secas en el paladar. Una cerveza muy bien equilibrada pero al final la presencia alcohólica se hace más presente y tomándola a la vez que las otras dos se hace un poco más pesada. Una buena cerveza que a pesar de eso en comparación con las otras dos se queda muy por detrás. Muy alcohólica a pesar de ser la que menos ABV tiene de las tres. A medida que se va calentando va ganando en cuerpo. Una cerveza que colma todas las espectativas que había vertidas en ella; muy bien compensada por las notas dulces, mazapán y graduación alcohólica. Todo el envejecimiento que ha tenido le ha sentado de maravilla. Muy fácil de beber.




Si tengo que ordenarlas según mis gustos no cabe duda que pondría la W12 como la primera de ellas, y no es por ir a lo fácil. Tengo que decir que sin entrar en la relación calidad/precio la W12 es una cerveza plena, llena de matices que la hacen que ese 'honroso' primer puesto como la mejor cerveza del mundo que ha tenido durante muchos años esté más que justificado. Eso si, seguida muy de cerca por la R10, la cual encontré muy similar en muchos aspectos. 

Entrando en el factor de calidad/precio no cabe deuda que si nos encontramos con una R10 debermos saber que estamos ante una cerveza que es de lo mejor, no sólo dentro de su estilo, sino también dentro del panorama cervecero belga y que puede, no suplantar a una W12, pero si quedarse muy cerca de ella.

Muy por debajo de las dos anteriores situaría la SB12, la cual encontré muy poco equilibrada y en la que la percepción alcohólica en boca se hace un tanto molesta si se llega a comparar con la de las otras dos.

¿Cuál es vuestra preferida?

*A fecha de 16 de abril de 2018 tiene 53697 valoraciones en Ratebeer.

sábado, 7 de abril de 2018

Un cumpleaños mañanero que terminó en casi desayuno

...lo vais a tener que leer todo para saber el final de esta historia. Una historia que escribo animado por gente que se nombra a lo largo de la misma y en redes sociales y que también tiene una explicación. Con ello aprovecho dos cosas, mato a dos pájaros de un tiro:
  • No es la primera vez que hablo de una de mis tournes cerveceras pero de eso hace mucho tiempo, años..., y como este blog se llama, según su URL, 'Mis aventuras cerveceras', me viene al pelo contar esta vivencia sabatina.
  • Más tiempo aún hace que no escribo sobre los locales cerveceros de Madrid. Hace años por publicar una entrada de un local me tildaron de no ser nada imparcial con respecto a los locales madrileños. Es mi blog y puedo escribir lo que quiera pero decidí parar de escribir de los locales cerveceros de Madrid por esa razón. Prefiero hacerlo de las ciudades a las que voy de 'japoneseo'. Y que conste que me encantaría igual que tengo un monográfico de París, Kaunas y otras, lo haría encantando de Madrid... en esta entrada algo habrá y no es descartable del todo ya puestos.
Pero bueno que me enredo. Vamos allá...

Ese sábado, 17 de marzo, decidí asistir al cumpleños de David Mateo gracias a la invitación de Israel López. El lugar era el Labirratorium (C/ Vallehermoso, 34): una tienda referente en Madrid. La cerveza a cargo del anfitrión: la Laugar Amarauna. De todos modos y para empezar prefiero probar una de sus cervezas que tienen pinchadas en los seis grifos disponibles. Dudo entre la que está dsponible en el grifo 1 y la Magic Rock Saucery, me decanto por ésta última.

Bajo a la planta baja de Labirratorium y me encuentro con muy buena gente, abrazos a los presentes y sobre todo al cumpleañero por su onomástica y por su vuelta a tierras cristianas (aunque tenga que volver y es que no me olvido de mi cerveza iraní y emiratí...). Aparte de los arriba mencinados tambien Nacho, David Gago, Rafa y Jorge los primigenios 'Como la Birra Misma', Gonzalo Pérez,... otra gente del mundillo. Se acababa de realizar el examen BJCP y cuando Gonzalo me muestra los estilos de las cervezas que había puesto para escudriñar pienso... ¡que mamonazo!. Todas lager menos dos (quizás una), una Guinness simulando una Schwarzbier, ufff. 

Comentando la jugada, o mejor dicho, la jugarreta empiezan a caer las pintas, de Amarauna, claro. ¿Tres?, quizás fueran cuatro. Previamente había caído media de la Haandbryggeriet / Cervisiam Hop Tweak #1 y para no ir cojo también me tomo la Amudsen Bourbon BA Pecan Psychosis y la Dark Horse Scotty Karate Scotch Ale - Bourbon Barrel Aged. Todas ellas maridadas con un buen queso que me dijeron el nombre pero que ya no me acuerdo [empezamos: primera laguna mental]. A todo esto habían llegado Jorge Solana al que di un abrazo que me dolió hasta a mi, Víctor Álvarez, Fernando Sánchez. Para comer me alío con éste último y nos vamos al cercano Mercado de Vallehermoso a comer un bocadillo excelentemente sobrecargado de pastrami en el Craft 69. Acompañado de una Dark Horse Crooked Tree. También un pequeño trago de la Cuernos D Pez Hidra Inmunda. Ni que al pelo...

Para terminar la jornada, ya media tarde, en Labirratorium hago una compra de lo que viene siendo habitual en estos casos: una caja de cerveza variada que recogería en el transcurso de la semana entrante; y es que siempre que voy cae como mínimo... eso: una caja.

De allí vamos al cercano Madrid Tap Room (C/ Guzmán el Bueno, 54). Hacía meses que no volvía por este sitio y me gradó enormemente regresar de nuevo. Mucha más variedad de cerveza, en buenas condiciones y con buen ambiente. Allí caen de una sentada la Salopian Lux Nova, Salopian Kashmir, la colaboración HaandBryggeriet / Stone / BrewDog Inferno, la Wylam / Hawkshead Pleasures In The Darkness y la Prairie No Chill. Eso sí, que nadie se asuste, gracias a los beer-flights disponibles que permiten hacer 4 ticks en poco tiempo aunque al final uno se acabe bebiendo unos tres cuartos de litro en en total..., más lo que me cedió Jorge S. al tenerse que retirar

Ya salgo de allí pandereta y nos vamos al The Beer Garden Tap Room Saloon. El ir andando desde el Tap Room and Beer Garden se agradece sobremanera. Me siento no como nuevo pero sí más despejado a medida que nos vamos acercando a nuestro destino. Íbamos ¿Nacho y Fernando?, [segunda laguna mental], Víctor y yo; quizás me queda alguno. El resto por otros medios motorizados.

Haciendo el ganso
Puertas del Beer Garden
El Beer Garden (C/ Juan de Austria, 23) es uno de los nuevos locales que se han sumado al panorama cervecero de la capital. Al frente está Guillermo que cuenta con una gran experiencia en el sector al haber estado regentando anteriormente su propia tienda con el mismo nombre en Cardenal Cisneros. La pizarra como es de esperar es muy selecta en la que se encuentran algunas cervezas en las que él ha tenido parte activa. Como ya las había probado y buscando otra cerveza nueva que llevarme a la boca me tomo una.... [tercera laguna mental].

Además pruebo un tasting de una lambic, diria que era una kriek; el nombre, y eso que tuve la botella en mis manos varios segundos, ni me acuerdo [cuarta laguna mental]. Las botellas se suceden y pruebo un hidromiel, el B. Nektar Kill all the Golfers; tuve que sacar una foto para acordarme, lo confieso. Empiezo a entamblar una conversación con un italiano que me invita a probar una copa de vino, quizás fuera Montilla... [quinta laguna mental]; estaba muy bueno, eso sí.

Víctor y sus donetes.
Hay otra foro pero esta
me parece más acorde...
¿o quizás la otra menos acorde?
A todo esto había llegado Nacho, por lo que deduzco que fue Fernando uno de ellos con los que me dirigí al Beer Garden y no Nacho en referencia a mi segunda laguna mental comentada más arriba. ¿O quizás no fuera Fernando?, bufff. Precisamente Fernando se encargó de amenizar la estancia en el local pinchando buena música pero que yo escuchaba interrumpidamente por lo que viene ahora. A Victor le tuvimos que sentar en la puerta del Beer Garden, por el lado de la calle. Con una melopea de campeonato lo que había que hacer era despejarle. Así, cual vieja que se pone en los portales de las casas de los pueblos le tenemos allí, sentado en una silla, con varios de nosotros acompañándole en coordinados relevos que ni el equipo olímpico de 4x100 de Jamaica. Se le compran unos Donettes para amortiguar el impacto de la cerveza en el estómago, le pasamos dentro del local, me pongo a atusarle la barba yo pensando en cuándo mi perilla puede alcanzar semajante longitud, me mira con cara de estupefacto y yo diría que pensando sobre mi "¿qué coño hace este gilipuertas atusándome la barba?", se le da agua, veo abrazarse a la gente con él, él con la gente, yo con él, él conmigo, veo sentimientos a flor de piel...

Fernando pinchando música
Va por ustedes!
Por su bien se le contrata un Cabify que le lleve a casa. La recuperación fue buena, al día siguiente ya se le vio por las redes sociales. Otra de las botellas que cayó fue la Port Brewing Older Viscosity. Muy buena. Mi turno para la botella a compartir con unas cinco o seis copas, le digo a Guillermo que me lleve a las catacumbas para que pueda elegir. Bajamos a la planta de abajo, que sirve de almacén y tras enseñarme tres o cuatro botellas me decido por la Clown Shoes Blaecorn Unidragon. Pepinazo.

Terminamos la estancia allí y nos dirigimos, esta vez en Cabify, al Brew Wild Pizza Bar (C/ Echegaray, 23). Un local que en poco tiempo, no lleva ni un año, se ha convertido en todo un referente y sitio de paso obligado. Como cualquier otro sábado hay varios grupos de gente fuera, fumando y charlando; señal casi inequívoca que dentro está a tope. Así fue. Tras escudriñar un poco la pizarra me decido por otro beer-flight, a saber: la Porterhouse Dublin Pale, la Hi-Wire Strongman Coffee Milk Stout, la ART 9 / Browar Stu Mostów / Bristol Brewing Oatmel Hoptart y... [sexta laguna mental... y 1000 neuronas menos]. Pocas veces bebo cerveza con desgana pero esta fue una de ellas si no fuera por la polaca, la cual me gustó bastante. Reunidos en una mesa redonda en la planta baja del local disfrutamos de las cervezas, unos más y otros menos como ya he comentado antes. No sé qué hora sería pero había que retirarse y muchas de las veces más vale una retirada a tiempo...

Al rato despues de pagar mi tasting me veo fuera del local con los pocos que quedábamos, era pronto, ¡ojo!, pero es que la cosa engaña. Estar bebiendo desde las 13:30 hasta las 00:00 (que serían) hace estragos. Tocan despedidas de la gente con el pensamiento de coger el metro. Estaba yo sobón (previamente barba de Victor) y dos veces que nos abrazamos Israel y yo como de despedida termino ese abrazo frotándole su cuero (des)cabulludo; quizás yo pensando que podría hacer lo mismo... para lo que me queda.... No sé de quién más me despedí y ni siquiera si lo hice [séptima laguna mental].

A partir de aquí se me hace todo dificilíiiisimo que recordar...

Sé que me monto en el metro en Antón Martín, más que nada por que es la más cercana y no me veo yo bajando la C/ Huertas y posterior Pº de Recoletos para montarme en Atocha. Recuerdo ir en metro de pie, casi mejor ya que si me hubiera sentado habría caido la posibilidad de quedarme sobado y aparecer en algún aparcadero del metro... Me bajo en mi parada, esta vez Sierra de Guadalupe, que es donde tengo el coche aparcado. No es que sea mi parada más cercana pero si en alguna de estas salidas en vez de volver en metro vuelvo en búho este sitio sí que es un punto de interconexión de metro-búho. En coche tengo diez minutos hasta casa, podrian ser las 00:30. Me acuerdo de recordar dónde tenía el Astra aparcado pero no me acuerdo de maniobrar para sacarlo, ni de hacer una pirula haciendo un cambio de sentido para poner rumbo a casa  [octava laguna mental]. Sí me acuerdo de meter el coche en el garage y de saludar al conserge al pasar yo dentro del mismo y él en la garita. 

Rampa para abajo, paso entre dos columnas que delimitan dos plazas de garage. Otra rampa hacia abajo; giro de 90 grados a la derecha pasando entre tres columnas; giro a la izquierda con una columna a mi lado y una pared a la derecha; otro giro a la izquierda con otras dos columnas; todo recto y otro a la izquierda con otra columna a mi lado y otra pared; otra rampa hacia abajo y paso por entre otras tres columnas haciendo a la vez un giro a la izquierda;... Muchas columnas tiene el garage y creo que se apartan de mi al pasar. Al llegar a la altura de mi plaza maniobra para marcha atrás y llegué, serían las 00:45. A todo esto, de estas maniobras no me acuerdo, no sólo ahora ni tan siquiera el día posterior [novena múltiple laguna mental  y otras 5000 neuronas menos].

Y llegué... y hasta ahí. Creo ver al conserge en una de sus rondas por el garage a lo largo de la noche. ¿Hora? ni idea; pero si recuerdo levantar la mano o al menos hacer el ademán de saludarle como diciendo que "todo va bien"... o al menos "no está la cosa del todo mal" [décima laguna mental]. Me despierto, "vaya cabezadita que he tenido". Miro el reloj... OSTRAS!!! las 06:30. Ascensor y a la cama a seguir durmiendo. Toca recoger los trastos y ese era yo...

Al día siguiente con dolor en todo el cuerpo y cierto malestar lo paso a duras penas. Estoy una miajita menos que muerto... pero que me quiten lo bailao. Hasta la siguiente.

lunes, 12 de marzo de 2018

El coleccionismo de los salvagotas

El pasadísimo sábado 28 de octubre se celebró en las instalaciones el Encuentro de Otoño del Club de Coleccionismo Cerveceros Español (CELCE). Fue en este encuentro en el que aparte de conseguir buenas piezas para mi colección en cuanto a posavasos españoles y portugueses se refiere, que como siempre digo es mi primer objetivo, en donde conseguí mi salvagotas número 1000, en este caso de la cerveza Sezoens de la Brouwerij Martens.

Y para los novatos en esto, ¿qué es un salvagotas?: un trocito de papel, generalmente redondo, con un agujero en medio y un corte radial a él, el cual tiene el mismo fin que un posavasos: recoger las gotas que salen alrededor de, en este caso, la copa debido a la condensación que se forma por la diferencia de temperatura de la cerveza contenida en la copa con la del ambiente. También llamados baberos.

Los colecciono desde que empecé a coleccionar posavasos, esto es hace unos veinte años pero es a partir de este año cuando he ido buscando y haciendo cambios más a menudo, en parte por mi saturación en cuanto a los posavasos se refiere. ¿tener una colección de más de 3000 posavasos españoles y constamente consiguiendo cosas puede llegar a agobiar?. Indudablemente sí y de vez en cuando no está mal cambiar de aires hacia otras de mis colecciones "satélites".

Mi colección de salvagotas ha crecido enormemente en cuanto a alemanes, que como todo el mundo puede imaginar, es allí, en Alemania, en donde más abunda este tipo de breweriana. Pero tampoco quisiera olvidarme de otros países que han incrementado estos meses mi colección: Francia, Bélgica, Austria, Luxemburgo, Holanda,...


Ni que decir tiene de esos países de los que he conseguido el primer ejemplar: Letonia, Estados Unidos, Suecia, Eslovaquia, Polonia, Suiza, Turquía. En el caso de España últimamante he podido conseguir el único que me faltaba de la cerveza canaria Dorada (foto de arriba). Debo decir que en nuestro pais sólo se han diseñado 10 y en mi colección hay 8; me falta un ejemplar de San Miguel 1516 y otro de Cruzcampo.

Los dos único españoles que me faltan en la colección
Ahí van unas imágenes de algunas de las rarezas por países que tengo en mi colección:



Encantado de volver a escribir una entrada dedicada al coleccionismo a la vez de dar a conocer este tipo de breweriana. Y... ya sabéis, si localizáis o tenéis alguno estaría agradecido de adoptarlo para mi colección. Tengo cientos de repetidos para intercambiar.

jueves, 1 de marzo de 2018

Personajes, ¿cerveceros?. Kamonsito IPA

¿Por qué un personaje de ficción no iba a estar en esta humilde sección de mi blog llamada "personajes cerveceros"?. Pues precisamente por eso, porque ha sido un personaje tan cervecero como tu y como yo. Con sus vivencias, aventuras (y menos desventuras), que han sido reflejadas durante todo 2017 a modo de tira cómica en su perfil de Facebook; sí, hasta con perfil de Facebook propio. Siempre acorde a la actualidad cervecera del momento. Vivencias  las cuales muchos de nosotros en algún momento de su corta vida nos hemos visto reflejados en alguna que otra ocasión.

¿Por qué iba a hacer esta entrada que quizás no viene a cuento, a santo de qué?. Precisamente porque su autor, Kamon IPA, en su última tira cómica lo despidió en muchos idiomas diciendo que este personaje se "perdería en el universo infinito de números binarios como lágrimas en la lluvia, pero siempre permanecerá en ese lugar inabarcable de las cosas bien hechas, con ilusión". Porque espero que ya no se pierda del todo en ese universo de números binarios. Creo que necesitaba hacer esta entrada, por convicción moral. Porque es de bien nacidos el ser agradecidos.

Kamonsito IPA ha sido descarado, elocuente, atrevido, desenfadado,... genial, brillante. De palabras de su autor, Kamonsito IPA y él van de la mano desde principios de 2017, y él, su autor, sólo tiene palabras para "agradecerle todo lo bueno que le ha dado y lo feliz que le ha hecho en 2017". No es para menos, un personaje que entra por los pixeles de nuestros ordenadores, en nuestros ratos libres, con tanta potencia como sentido del humor, en los tiempos que corren es más que agradecer.

Empezaba esta entrada con esta pregunta: ¿Por qué un personaje de ficción no iba a estar en esta humilde sección de mi blog llamada "personajes cerveceros"?. Aquí la respuesta: Porque sé que gracias a Kamonsito IPA esta sección de "Personajes Cerveceros" ya no es tan humilde.

Aquí os dejo todas sus 'tiras' cómicas juntas.




Y se despide... ¡Muchas gracias por estar ahí!. 
Y yo digo: ¡Gracias por hacernos sonreir en ciertos momentos que verdaderamente lo necesitábamos!. Hasta siempre. 

---     ---     ---     ---     ---

Más allá de Kamonsito IPA un personaje paralelo llamado Kamonsito hizo también lo propio en el ámbito ajeno al mundo cervecero. Quisiera rescatar sólo una tira que fue publicada el 20 de febrero de 2017 en la que hay un "Dibujo interior de la lágrima extraído del cómic que dibujó Lucia (la última niña muerta por suicidio a causa del acoso escolar que sufría) anticipando su muerte". Gracias, mil gracias; A los padres que tenemos hij@s en edad esto nos toca la "patata". #valientes



Kamonsito, como su 'hermano gemelo' también tiene perfil de Facebook y lo podéis encontrar haciendo click en este link.

Espero que os guste esta dedicatoria, y sobre todo, a su autor, siempre desde el máximo respeto y admiración.


* Todos los dibujos son propiedad de Kamon IPA y el uso de los mismos en esta entrada ha sido bajo su consentemiento.

miércoles, 14 de febrero de 2018

Vuelta a los intercambios cerveceros. #2/2018

Ya dije en la anterior entrada de intercambios cerveceros que este año me iba a centrar más en este aspecto. Dicho y hecho. El primero que os muestro surgió como todos los anteriores en Ratebeer celebrando el European Local Swap 1/2018. A mi me tocó enviar a un finés viejo conocido por mi parte. Por el contrario yo tenía que recibir de Ivo (aka Mallorn), un holandés con pocos ratings pero el cual me mandó unas cervezas realmente buenas dentro de mi estilo preferido, el Imperial Stout:
  • De Kromme Haaring The Original Smokey - Smoked
  • Bax Bier / De 7de Hemel We're Going Nuts - Stout
  • Jopen Solomon's Judgement (BA Scottish Whisky & Cognac - Imperial Stout
  • Kaapse Leen - Barley Wine
  • Iron Door Copperhead - IPA
  • Van Moll Black Metal Manita - BIPA
  • Uiltje Between Thieves - Session IPA
  • De Natte Gijt Hellegijt (French Oak Barrel Aged) - Imperial Stout
  • De Moersleutel Willy Tonka 2.1 - Imperial Stout
  • Duits & Lauret Houtgerijpte Rook Dubbelbock - Doppelbock

El segundo intercambio que presento es uno que surgió también en Ratebeer cuando un sueco (Nisse666) se puso en contacto en el foro español preguntando por uans cervezas sudamericanas. Yo le comenté que podría conseguirlas así es que apañamos un intercambio en el que él por su parte iba a conseguir ticks en países no valorados y yo igual por mi parte. Estas son las cervezas que conseguí: 10 cervezas suecas y 6 países nuevos para valorar (3 de ellos eran muestras):
  • Ocean Göteborgsporter - Porter
  • Lidbhy Gård Murgese Christmas Stout - Stout
  • Stigbergets GBG Beer Week 2016 - IPA
  • Nya Carnegiebryggeriet Re:porter - Imperial Porter
  • Vega Docklands Session Ale - Bitter
  • Qvänum Stout - Imperial Stout
  • Dugges / Hunter & Sons Sidamo Dimtu* - Imperial Stout
  • Nils Oscar / Cigar City Nypon Lingon Stout - Imperial Stout
  • Spike Fresh Prince - APA
  • Odd Island Folkale - APA


  • Ishii Minagof Pale Ale - APA (Guam) (Muestra)
  • Hillsburg Regular - Low Alcohol (Arabia Saudí) (Muestra)
  • Brasserie de Monaco Fruits Rouges - Fruit Beer
  • St. John Brewers Virgin Islands Island Hoppin IPA - IPA (Islas Vírgenes)
  • Corsaire Bière Caribéenne - Pale Lager (Guadalupe)
  • Kingore Dragon Frost - Pale Lager (Bhutan) (Muestra)
  

En la foto de arriba Hillsburg Regular de Arabia Saudí, Ishii Minagof Pale Ale de Guam y Kingore Dragon Frost de Bhutan

Más internacionalidad no se puede pedir. Espero que muy pronto os pueda enseñar lo que consiga en otro intercambio. Por mi... que no quede.

Ahora a disfrutar de ellas.

lunes, 5 de febrero de 2018

Ratebeer Best 2017

* Esta entrada en los primeros borradores empezaba con dos párrafos de una manera jocosa y poniendo un contrapunto a lo que suelen ser estos premios años anteriores, olvidándome inicialmente un poco de la mentira que les rodea y si esto no varía, la que siempre les rodeará; perdiendo, con ello, la poco credibilidad que le quedaba a esta página de catas de cerveza.

Dicho este preámbulo vamos, como en años anteriores, cómo han caído estos premios en el ambiente cervecero patrio:
  •  Best Places for Beer
    • Best Brewpub: La Micro Cerveseria, Napar BCN, Maquila Bar, Brewpub Le Sec, Garage Beer Co.
    • Best Restaurant: The Stuyck Co, Ale & Hop, Brew Wild Pizza Bar
    • Best Brewer Tap Room: Dougall's Cerveza, Mad Brewing, Edge Brewing Barcelona
    • Best Bottle Shops: Cervezalandia, Be Hoppy Madrid, Rosses i Torrades, El Cervecero, Labirratorium.
    • Best Bar: BierCab, The Drunk Monk, El Lúpulo Feroz, Cimmeria, Olut.
  •  Best Beers in the World: #69 Nómada Naturepils
  •  Best Beers by Style
    • Pale Lager: #1 Nómada Naturepils - Gold
    • Low/Moderate Alcohol: #4 Nómada Naturepils - Gold
    • Imperial/Baltic Porter: #10 Naparbier Black Rock (Ed. 2016) - Silver
  • Best Beers, Brewers and New Brewers by Country
    • Best Beer: Nómada Naturepils
    • Best Brewer: Nómada Brewing
    • Best New Brewer: Tibidabo Brewing
Ahora vamos a analizar los resultados que un año más hay miga:

Best Places for Beer: 

1.- Best Brewpub: Como seguidor de las redes sociales y alguno que conozco personalmente creo que todos ellos son merecedores de esta distinción. Eso sí, dos puntualizaciones: la primera, que se nota el amor patrio que tenemos hacia los locales que tenemos nada más doblar la esquina de nuestra calle; y segundo, me ratifico en lo que dije el año pasado: siembra al principio y cosecharás.

2.- Best restaurant: los dos de Madrid los conozco personalmente y el otro confirma lo conseguido el año pasado.

3.- Best Brewer Tap Room: nada nuevo bajo el sol y como suele ser con la lotería,... muy repartido y además, merecido.

4.- Best Bottle Shops: mismo comentario que en el caso anterior con la salvedad de que me extraña no ver una situada por el sur de España; pero es que un único rating de 80 en todo el 2017 puede hacer que no haya aparecido. Creo que el hecho de estar en una ciudad que 'a priori' va a ser menos visitada por frikis cerveceros hace mucho en favor de que no tenga más votos. Eso sin tener en cuenta que esa que precisamente echo de menos es una tienda on-line, no física, lo cual puede acrecentar más el hecho de no aparecer. De todos modos, creo estar seguro al 100% que el estar entre los Ratebeer Best no es uno de los objetivos de esta tienda. Yo que me alegro de ello y más habiendo comentado lo del primer párrafo de la entrada. Desde luego los beer-geeks sabemos dónde está lo bueno, a quién distribuye y tampoco creemos que sea necesario tener el cartelito de Ratebeer Best pegado a la entrada para saber u opinar si en una tienda cuidan el producto, como es el caso, o no; sencillamente ya lo sabemos.

5.- Best Bar: me gustaría añadir un aspecto sin menospreciar a nadie y sobre todo al único bar en España que hace cerca de diez años lo estaba petando en cuanto a cervezas se refiere mientras el resto de mortales estábamos empezando a acostumbrar las papilas gustativas a los alfa-ácidos y nos temblaban las canillas al tomar una Grimbergen Optimo Bruno. El caso de The Drunk Monk me desconcierta y es que haciendo una media de las valoraciones de 2011 sale una puntuación de 93.46/100. Si calculamos la misma media para el año pasado vemos que esa puntación baja a 75.71/100. Se comprueba claramente que el local sigue estando entre los Ratebeer Best debido a sus altas puntuaciones de hace seis o siete años y esas altas puntuaciones son las que arrastra para conseguir año tras año estos premios, ya que si nos ceñimos a sus puntuaciones del último año tendría dudas si aparecería en estos premios. No es una queja ¡ojo!, ni tampoco tendría derecho a protestar por un bar que se puede decir fue uno de los embriones de lo que somos o queremos o esperamos de un bar para tomar cerveza, pero sí creo que es un aspecto que se debería mirar y tener en cuenta de cara a esos algoritmos de cálculos para dar estos premios.

Best Beer in the World, Best Beer by Style & Best Beer, brewers and New Brewer by Country:

Reunifico secciones que aquí llega la mandanga.

¿Qué es el efecto Nómada?. El efecto Nómada es subir a la base de datos de RB una cerveza, casual y preferiblemente a partir de la segunda mitad de año y por medio de catas en el local filial situado en lo que parece ser la ciudad cervecera a la que todo beer-geek está obligado ir, debido a sus "buenas puntuaciones", al menos una vez en la vida, como si de una peregrinación a La Meca en el mundo musulmán se tratara, subirla de nota ostensiblemente para que alcance los primeros puestos, dentro, no sólo de un estilo determinado en la que se la encuadre, sino también en general. 

¿Cómo?.

Nómada Naturepils entró en la base de datos de RB el 24 de noviembre del año pasado. Desde el 28 de ese mismo mes a final de año es rateada doce veces. Diez de ellas con una puntuación mayor al 4.0; las otras dos fueron un 3.8 y un 3.7. Con estas puntuaciones no es raro que esta cerveza se haya colado por delante de (algunos ejemplos): Prairie Bomb!, Russian River Pliny the Elder y The Younger, Samuel Adams Utopias, Three Floyds Dark Lord Russian Imperial Stout, Westvleteren XII,... ¿Huele a chamusquina otra vez?. Parece claro. Ya son dos años seguidos.

A esas puntuaciones se le debe sumar la particularidad que al menos siete usuarios residen, según su perfil, en Sabadell. El resto, salvo uno, viendo las cervezas que ha valorado, no es extraño que también residan en la misma ciudad. Lo que también queda claro, a merced de los comentarios, es que diez catas fueron realizadas en el local asociado a la marca, situado en la misma ciudad.

Muchos updates de la valoración de la cerveza. Como si la primera puntuación dada sobre la misma en una primera instancia "pareciera poco"; porque no creo que fuera lo contrario: que pareciera mucho.

¿Que se ha conseguido con esto?

Desde hace un tiempo Ratebeer ha perdido la confianza de elaboradores, pero lo que es más importante, de los propios usuarios que son en definitiva quien sostiene (los que quieren pagar una cuota Premium) la página web. Podemos decir que todo empezó aquí, cuando se anunciaba públicamente que la página web que había apostado desde su apertura por el movimiento craft había vendido parte de sus participaciones a ZX Ventures; empresa a su vez dependiente del mayor grupo cervecero del mundo, Ab Inbev. Una operación que ya estaba hecha desde octubre del 2016 se supo en junio de 2017. Los foros parecían tambalearse, varios de los grandes usuarios empezaron a pasar sus ratings a otras páginas, cerveceras dijeron que querían que sus referencias no estuvieran en la base de datos de Ratebeer,...

Los premios Ratebeer Best es otro eslabón más a la pérdida de la poca confianza que a Ratebeer le quedaba. Ya había pasado el año pasado, aquí en España con la consecución de varios premios por parte de Nómada, y es que no es nada nuevo. Pero lo de este año es que ha sido de traca. El hecho que una cervecera griega figure como mejor del mundo y que la segunda mejor sea una rumana ha hecho que la gente, usuarios de Ratebeer, pasen del tema. 

Es materialmente imposible que una cervecera griega y otra rumana figuren como las mejores del mundo. Ya lo sabemos y por mucho que nos duela ya sabemos el tirón que tienen las cervezas norteamericanas en esta web, es irremediable. Como lo es que una pils española sea la mejor del panorama cervecero mundial porque unos amigos de la marca así lo hayan decidido.

Por mi parte he de decir que no he podido hacer nada más de lo que he hecho. A nosotros, los Admins, se nos dio diez días (+/-) antes de salir la primera categoría premiada el listado de los premiados para que pusiésemos objeciones en caso de haberlas. Por parte de diversos Admins surgió lo del tema anteriormente comentado de la mejor cervecera del mundo, u otros temas que aquí no vienen al caso.

Por mi parte comenté lo del tema de Nómada que ya había sido advertido por otro Admin tiempo atrás y más teniendo el histórico de lo que sucedió el año pasado; incluso previamente a todo eso envié personalmente un mail a Joe Tucker sobre este tema. No obtengo respuesta alguna así es que cuando quedan dos días para salir estas categorías comento que qué pasa. Que si hay alguna solución. Nada de nada. El resultado ya se sabe.

Ninguno de los dos Admins que hemos dado más "caña" comentando y sacando a la luz esta gran farsa hemos recibido respuesta del por qué no se tienen en cuenta nuestras consideraciones. Os dejo unos extractos interesantes de cómo opina la gente ante tal pantomima y la falta de escrúpulos al no incluir nuestras consideraciones.




Desde luego resulta muy extraño que no sólo en los foros de los Admins sino también en los públicos nadie comente nada de los Ratebeer Best 2017. Incluso hay un tema abierto por tal particularidad o el mismo Joe Tucker anuncia todos los años a bombo y platillo sobre el modo de conseguir los tickets para la ceremonia que se hace anualmente en Santa Rosa (Sonoma-California).

Creo que de Nómada ya está todo dicho. Entiendo que ellos querrán posicionar y justificar sus cervezas lo mejor posible. Exportan a los Estados Unidos, son uña y carne con el grupo Mahou-San Miguel, que a su vez tiene un 30% de Founders y otro tanto de Avery pero creo que no es la forma correcta de hacer las cosas. Este año me fijé especialmente. El día 31 de diciembre hasta las ocho de la tarde la Naparbier Potemkin estaba como mejor cerveza del año, una valoración a altas horas de la madrugada española en favor de otra cerveza hizo que esa cerveza fuera relegada al segundo puesto. Desde luego el daño no me lo hacen a mí. Por mi parte el cabreo que me pillo en estos días por la ridiculez de estos premios..., pero se me va más o menos. Ellos mismos tendrán que ver a quién le hacen más daño, y la opinión de esto que tienen el resto de elaboradores..., ya lo oigo de vez en cuando hablo con unos y con otros... Yo me quedo con esto, con lo que pudo ser y no ha sido...



No quisiera dejar de decir que, más allá de todo este tema de Nómada y su forma nada limpia de actuar, me parece muy poco moral que otra cerveza española se ha llevado una "plata" dentro del estilo Imperial/Baltic Porter con tan solo 7 valoraciones. Es el caso de la Naparbier Black Rock Ed. 2016-. Por otro lado resulta paradójico que Tibidabo Br. se lleve el premio a la mejor nueva cervecera cuando estuvo a punto de desaparecer a final del año pasado. Una cosa no quita la otra pero cuanto menos resulta gracioso.

Otros años pongo el link de dónde ver todas las categorías y los premios resultantes. Este año no lo voy a poner porque resulta que los links de los premiados desaparecieron al día siguiente de ser publicados todas las categorías. En la página principal de Ratebeer había tres links que llevaban a los listados. En estos momentos hay dos links directos que no llevan a ninguna página y el otro que ha desaparecido. No obstante, si alguien tiene curiosidad me parece que en Facebook los puede encontrar; así algún premiado de estos "sucios" puede imprimir su certificado que seguro que en la pared de algún bar queda bien bonito y vistoso. 

¿Será que después de todo a alguien le resulta vergonzoso que estos premios aparezcan como imagen del propio Ratebeer cuando ya todo el mundo sabe que los premios han sido manipulados?.

Qué más da si todo ese mismo mundo ya sabe que no hay que irse a los premios en sí, sino que el propio Ratebeer ya está manipulado y corrompido.

martes, 23 de enero de 2018

La ¿cerveza? de Madrid Fusion 2018

Días 22, 23 y 24 de enero, viviendo aún la resaca de FITUR celebrada en la Feria de Madrid (IFEMA), son los días señalados en los que se celebra el XVI Madrid Fusion 2018 en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid con el patrocinio de Reale Seguros y teniendo a Japón como país invitado. Una feria en la que Madrid se pone en la cúspide gastronómica de todo el mundo; en el que en el mismo participan ponentes de todo el globo, así como chefs con estrellas Michelin tanto nacionales como extranjeros. Como el mismísimo Martín Berasategui (perdón por la foto, pero entre que mi móvil se enciende la cámara, enfoca y dispara se toma lo suyo).

Se organizan diversas actividades como por ejemplo la participación de cocineros en demostraciones de técnicas, concursos, catas, talleres formativos, etc. También se celebra simultáneamente el The Drinks Show en su primera edición. Un encuentro para profesionales de la hostelería sobre el mundo de la coctelería, destilados, mixers premium, cervezas, vermut y champán.

El ocho estrellas Michelin Martín Berasategui

¿Cerveza?, he dicho cerveza. Allá que me voy. 

Después de subir hasta la tercera planta me encuentro de bruces con el stand de Mahou; habiendo dejado atrás en la primera planta el Espacio Mahou del que hablaré más tarde. El stand de Mahou, como era obvio como empresa patrocinadora, tenía una posición privilegiada. Abarrotado de gente para pedir una cerveza. Dentro sólo se puede entrar con acreditación así es que paso de largo. Tras brujulear un poco me encuentro muy cerca con un stand de Gijón en el que sirven cerveza Avorigen, dos de sus variedades: la Golden Ale y la IPA. Casualmente probadas hace poco tiempo ambas me decanto por la IPA la cual la encuentro bastante buena en comparación a la botella que me había bebido días atrás.

Más allá y tras entrar de lleno en donde estaban todos los stands me encuentro con otro en donde está le gente de El Secreto de Abad. En este caso me decanto por la saison que tanto me gustó en la Feria de Colmenar y tras cruzar una charla con Julio Ortega me dedico a mariposear por el resto de stands, probar diversas tapas y hasta casi apalabrar un contrato para comprar un abatidor. A todo ello me encuentro con la cerveza nipona Echigo Koshihikari... muy ligerita elaborada con arroz de la variedad Koshihikari.


Julio Ortega y Roberto Fernandez de El Secreto del Abad

No hay más cerveza así es que... toca sake, que también es un cereal como la cebada. Una gran oportunidad siendo Japón país invitado como ya he dicho más arriba. Pruebo de diferentes estilos y trato de aprender un poco más de esta bebida milenaria; intentando extraer algo de cada uno de los que pruebo. Especial atención me provoca el Gekkeikan Utakata de la variedad Infused, ligeramente gasificado y con notas amelocotonadas, el Born Tokusen 39 Junmai Daiginjo (variedad Junmai) con una fuerte carga alcohólica y especias en donde el anís se hace muy presente y el Gekkeikan Nigori (variedad Nigori) en donde se hacen bien presentes las partículas de arroz en boca y su aspecto lechoso. En definitiva un placer para los sentidos.

Variedad de sakes probados

Ya como despedida me paso por el Espacio Mahou y me tomo una Mahou Barrica con varias tapas elaboradas y es que había que amortiguar los efectos del sake sea como fuere.

Así con esto terminó mi paso por el Madrid Fusión 2018.